La presión adecuada

En las películas de artes marciales a veces hay un tipo de super guerrero que no necesita esforzarse tanto porque sabe exactamente cómo vencer al enemigo de forma fácil. Es ese individuo que con su dedito firme hace un movimiento audaz y deja sin conciencia a su oponente y en ocasiones lo elimina. Según las películas hay que saber muy bien en dónde se aplica esa presión que deja sin defensa. Esa presión me recuerda el efecto de los comentarios sarcásticos; esa presión que ejerce alguien que conoce muy bien al oponente y con un comentario, entre comillas, una “broma” elimina al oponente. Lo deja indefenso, sin habla, herido y a veces lo mata. Mata su dignidad, mata el respeto y lo peor lo llena de resentimiento, siente que cualquier intento de levantar su voz podrá despertar al dedo asesino, el sarcástico tiene todas las de ganar porque era un “chiste” y en su defensa alegará que jamas pensó que lo tomaríamos en serio.

El sarcasmo y la ironía son un par de pequeños asesinos del amor que van de la mano haciendo de las suyas, se cuelan en las hendijas que saben que llegarán al corazón de los que más cercanos y adicionalmente se enmarcan en la brillantez mental; hay que ser inteligente para ser efectivamente irónico pero ignora que todo esos efectos se vuelven en contra del agresor. Son tan letales que a veces cuando estamos consientes de una debilidad propia, las usamos como un veneno suicida y decimos la broma irónica que pensamos que todos los demás están pensando para que de alguna manera no nos duela tanto. Seguro hemos escuchado alguna vez esas palabras que jamás se olvidan. Si las hemos pronunciado y somos conscientes de eso, pidamos perdón, ahí hay una oportunidad para la salvación; hay otras formas más nobles de defender una causa. Se un guerrero valiente, usa el amor como escudo de tus palabras y si es necesario el silencio como tu mejor aliado. 

Tu regalo para el día de la mujer

Un mirada desde la gratitud

Hoy recibo con amor tus regalos querido amigo, socio, compañero y amante, recibo tu mirada interesada cuando te hablo, recibo que compartas mis sueños, recibo tus caricias, esas que despiertan el fuego que hay en mi las caricias de palabras, las de gestos y las últimas que tocan mi piel. Recibo el amor al crecer y envejecer juntos con todas nuestras particularidades intimas que nadie más podría entender. Hoy recibo la celebración de ser mujer, quiero que sepas que ha sido maravilloso pero no ha sido fácil. Como hija mi lugar era agradar y cumplir, no siempre se logra o se puede; como hermana era acompañar y ese es el mejor lugar para pelear sabiendo que puedo ser yo misma y volver a confiar, ese gran espejo de verdad que es la hermandad; sin embargo muchas cedimos valores, sueños, talentos y principios para ser amadas y aceptadas. Laboralmente es desequilibrado ser mujer, tantas juntas con dolores menstruales y lo peor, que se atribuya a nuestros cambios hormonales cualquier actitud firme con la que nos levantemos enfrentando aquello con los que no estamos de acuerdo. Como esposas muchas veces la balanza se ha inclinado en contra de ambos porque los roles están tan limitados que nos atan las manos. También es maravilloso saber que caminas a mi lado y siempre tenemos descubrimientos por hacer porque creemos juntos que podemos lograrlo todo quitando piedras y construyendo puentes. Como madres hay voces que nos dicen que la familia depende de nosotras; eso ha sido algo manipulador  y te ha robado la oportunidad de explorar esa faceta que hace tareas, inventa disfraces, cuida la fiebre, canta canciones de cuna y seca las lágrimas. Se que es confuso, pero cada vez veo más luz en el mundo de mujeres que como yo saltamos sobre las barreras antiguas para crear mundos nuevos, sueños nuevos, gente nueva y maravillosa. Hoy recibo la celebración de ser mujer, es una invitación a vivir descubriendo que somos diferentes y por eso nos amamos, conocemos, perdonamos y recreamos cada día. Ser mujer es maravilloso; con las curvas y la tenacidad; los miedos y el riesgo, las emociones y la dureza. Gracias por tus regalos de amor que celebran un día como hoy la mujer que soy.

Había una vez

Y vivimos felices por siempre

Hay dos frases para los cuentos de hadas que llaman la atención: Había una vez y vivieron felices para siempre. Si nuestra vida fuera una cuento infantil, empezaría con algo así: Había una vez, seguido de los miembros de la familia y el rol que desempeñamos cada uno, una generalidad de cómo pasamos a la adultez y cuál es el motor de nuestras vidas. Por ejemplo ser buenos para que la malvada madrastra nos quiera, tratar de ser un digno heredero al trono etc. Para nosotros tal vez no hay grandes reinos que heredar y tal vez  no se cruzará nuestra vida con un miembro de la realeza en términos sociales, pero sí hay afectos que tratamos de ganar y muchas veces no conocemos el precio. A diferencia de los cuentos no hay un hada madrina que solucione ciertas cosas por nosotros, la varita mágica son nuestras propias desiciones. Sólo nosotros podremos decidir luchar contra el dragón, que puede ser nuestro orgullo; vencer al malvado hechicero que puede ser nuestro miedo; o doblegar la naturaleza que puede ser la ira o el deseo de venganza. Para hacer todas estas proezas tendremos que decidir qué pesa más. La varita mágica será una voluntad congruente con nuestros valores y firmeza de carácter. Honestamente solo tú puedes usar esa varita mágica y lograr que el rey y la reina, es decir tú y tu pareja, vivan felices para siempre. Cómo vas a defender tu reino para que la historia tenga un final feliz?

Candidatos al divorcio

Todos escuchamos mensajes que hablan de las causas de las crisis de los matrimonios, todos tenemos teorías construidas por las experiencias nuestras y las cercanas. Hoy quisiera nombrar algunas que generalmente no son tan famosas como la infidelidad y la falta de comunicación. No nos engañemos, una cosa siempre está atada a otra, pero para ser un verdadero candidato al divorcio hay ser parte de alguno de estos grupos.

  1. Los que creen que se puede no luchar por el matrimonio y salir airosos. Si están en ese grupo, hay noticias para ustedes. Es el efecto Instagram o Facebook, dependiendo de sus redes sociales. La foto de la pareja perfecta no es su realidad; vemos a las otras parejas siendo simplemente felices, sin tener que mover un dedo, ¿Por qué yo si tengo que esforzarme si soy en general una buena persona? Hasta las parejas más exitosas tienen momentos duros, pero deciden confrontarlos y salir adelante con esfuerzo. No se hagan ilusiones, todos tenemos que descargar actualizaciones de nosotros mismos para ser una versión compatible.
  2. Los que no tienen ningún lazo espiritual pueden sobrellevar la carga con efectividad ejecutiva. Eso es como pensar que A + B = C, es siempre una ecuación posible; si no hay una fuerza mayor que nosotros a la cual acudir, una voz inamovible a la cual escuchar y no se incline siempre a darnos la razón, seguiremos de pareja en pareja esperando que la ecuación funcione algún día. Es algo lento, es casi imperceptible. Si no hay una fuerza superior a mi opinión a quién rendir cuentas y pedir ayuda, será imposible moldear mi propio interior hacia algo que no sea el gran ego que me enceguese.
  3. Los que intencionalmente se rodean de personas que se dan por vencidas en su matrimonio. Esos amigos que quieren que pensemos que el divorcio es el paraíso en un papel, que proclaman que los divorciados son las personas más felices de la tierra y que están reconstruyendo sus sueños gracias a que no tuvieron que cambiar y que ellos estaban en lo cierto y su pareja siempre equivocada. Hacen ver el matrimonio como un martirio y el divorcio como algo deseable. Mucho cuidado los podemos querer mucho, pero son unos seductores que algunas veces quieren que los acompañemos en su soledad.

Si estás en alguno de estos grupos total o parcialmente, pregúntate honestamente por qué y toma cartas en el asunto, cartas, significa busca ayuda.

Las letras de amor

Las cartas de amor de los abuelos y lo papás me llenan el corazón. Ese cuidado en la tinta el papel, las palabras pensadas y expresadas con el mayor amor posible. Expresiones largas como anhelos conectados a la red de la distancia sin Wi Fi. Son tesoros y a veces son tesoros que no se heredaron. Por qué será que se perdió la letra escrita a mano con fecha y ciudad, y que cerraban con frases como “Tuyo del alma. Bolivar”. Creo que vale la pena empezar una campaña por volver al romance de la letra, a la notas que van más allá de WhatsApp. Las cartas de amor con tiempo para reflexionar, imaginarnos la cara de nuestra pareja cuando recorre las líneas. Eso era seducción. Sin alcohol, sin chocolate, sin anillos de diamantes. Ahora exigimos romance y una sexualidad de película sin muchas veces tomarnos el tiempo para que nuestra presencia sea anhelada. Quieren un consejo para re avivar el romance? Escriban cartas de amor. Largas con palabras completas, no TQM, busquen sus mejores herramientas de vocabulario, con tinta y papel, flores, esquelas o dibujos, eso es de cada cual. Ganemos el derecho a amar y ser correspondidos con la pasión de una pluma.