El regalo

El mes pasado celebramos amor y amistad. Siempre he sentido ese día un poco forzado, hay que dar algo o recibir algo, hay que ser especial, jugar al amigo secreto en septiembre y todo en ese mes. Creo que podría jugar al amigo secreto en enero que tengo un pesar de que se acabaron las vacaciones y dar regalos a mi pareja cada semana; decirle a los demás que los amo e invitarlos a comer a mi casa o un restaurante una vez cada mes. #elregalo es hay, es esta noche, el día especial debería ser hoy, no sabemos si hay mañana y si lo hubiera que bueno haber trabajado más mi vida para celebrar la cercanía de nuestra pareja tal y como se lo merece; seguro para nosotros cambiaran las cosas porque podríamos probar si es verdad que se recibe más cuando se da. Me reto a tratar. ¿Aceptarías ese reto?

El mejor día en pareja

¿Te acuerdas cuando eran novios y todo lo que hacían era un super plan? ir a hacer fila al banco, vueltas para los papas en la DIAN, una salida al parque a pasear el perro. Ahora no salimos porque no tenemos un super plan, o con quien dejar los niños, porque es muy tarde o muy temprano;  porque no tengo que ponerme o cualquier cosa. La vida en si es un plan muy bueno, ya sea hacer los huevos al desayuno o viajar a Europa; no te pierdas de la aventura de vivir juntos e intensamente. hay momentos de silencio y paz, disfrútalos, si hoy les dio por bailar con sus hijos en la sala, pásenla rico. La vida pasa volando, no la esperes, ya está aquí.

Con la mejor intención

Esta mañana fuimos a dotar nuestra casa para recibir invitados, sábanas toallas y varios accesorios que #AlesteMatrimonios necesita o quiere para comenzar a funcionar adecuadamente. Lo hicimos con mucho cariño, pensando en que le agradaría a todo el mundo o casi. Sin embargo las cosas no son siempre como uno quisiera. Nos asalta la duda de haber elegido lo adecuado, si estarán confortables, si no sentirán frío o les parecerá todo simple. Es una tontería, nos dejamos atacar por la duda y lo que pensamos perfecto esta mañana a lo mejor no es tan perfecto. Sin embargo no podremos dar más de lo que tenemos. Siempre habrá algo mejor y algo a lo mejor no tan bueno. ¿Quien sabrá calificar la intención versus lo que hay? Muchas veces actuaremos así con nuestro entorno, podremos juzgar el resultado pero desconocemos el corazón que estuvo involucrado en el proceso. Esta es sólo la excusa para una reflexión que nos puede facilitar la vida con nuestra pareja.

Conocernos de verdad

La cara de sorpresa que ponemos la mayoría de nosotros al escuchar la respuesta de una muy simple pregunta: ¿Cual es la mayor cualidad y el mayor defecto de tu pareja?, sin importar si estamos casados, somos novios o estamos a las puertas del altar; una ráfaga de sorpresa sacudirá con la respuesta honesta. Que bueno aprovechar esta hermosa noche ya casi finalizando agosto para que con un plan diferente, nos atrevamos a preguntar. Probablemente el miedo a la respuesta es lo que nos frena pero definitivamente va a enriquecer el concepto que tenemos de cada uno.