Cuando volvamos a las calles

El día de la tierra fue ayer, fue hermoso ver la forma en la que se ha recuperado en pocos días nuestro valioso hogar. Mientras el petróleo cae, la tierra sube. El aire se limpia, las plantas brotan, hay mas aves surcando los cielos y los animales que ya nos parecían de lo más exótico, se aventuran a pasear por las asfaltadas avenidas con curiosidad. La cacería y el trafico han bajado; los humanos hemos sido puestos en cautiverio y por fin se ha invertido la balanza.

Surge inmediatamente la duda y el temor, ¿Qué pasará con la tierra cuando suelten a los humanos?, cuando el consumo desenfrenado regrese a las calles, cuando nos interese nuevamente la marca que llevamos puesta, cuando dejemos de ver lo absurdo del plástico, cuando vayamos nuevamente cada uno en un automóvil y recorramos juntos pero realmente aislados kilómetros de soledad en las pequeñas cabinas rodantes en la que pasamos los mejores momentos del día. 

Yo no sé ustedes pero yo no quiero regresar a ese mundo; quiero volver consiente, quiero ver juguetes que no contamine los ríos y que los chicos vuelvan a imaginar recuperando su potencial creador. Que a cada ciervo que se ha a venturado no lo cace un humano que asume que le pertenece porque lo vio primero. Yo quiero que este tiempo valga. Así como la tierra se ha recuperado; que se recupere nuestra humanidad perdida en valores que no le corresponden, que sea un nacimiento que demos a luz, la luz. Que la compasión y la lealtad se conviertan en soberanas y al fin podamos ocupar el lugar que nos corresponde en el planeta; el de cuidadores, no el de explotadores. Que nadie se quede sin sembrar árboles y amigos; cuidar el agua y cuidar los hijos. Sueño con que podamos VER y abandonemos en el vuelo que nos está llevando a la extinción.

Gracias al virus somos mejores así sea obligados, puede que sea la única forma de evitar que nuestra historia se acabe. ¿A qué mundo quieres regresar?

Únete a la conversación

8 comentarios

  1. Sencilla y fabulosa reflexión Birna querida. Empecemos haciéndolo nosotros. Alguien nos copiará y alguien más a ese y así sucesivamente.

  2. Amo tu visión y tu forma de expresar la vida desde tu lente.
    De todo lo que he leído últimamente, esto es de las reflexionas más bellas, profundas y poéticas que me ha llegado al corazón.
    Gracias por compartirnos tu sentir.
    🙏❤️

  3. Comparto sus reflexiones, nos hemos visto obligados a mirar hacia adentro y encontrar nuestros más profundos valores. Es conmovedor ver cómo la naturaleza se limpia y libera de nuestra ignorancia y no respeto. Solo espero que no olvidemos cuando salgo de nuevo al mundo. La vida nos ha dado una oportunidad, ojalá no la hechemos a perder.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *