No trae suerte pero si se divierte

Se termina el año 2019, empezamos a planear los propósitos para el 2020, empieza una nueva década y nos llenamos de expectativas frente a lo que nos espera. Personalmente me encantan los juegos de llevar la maleta a pasear para viajar, ponerse interiores amarillos para la buena suerte y contar uvas a las 12:00 pm, no creo en nada de eso, pero es único de esta fecha y todos nos reímos mucho. Tal vez si uniéramos las creencias de año nuevo podríamos escribir varios libros.

En lo personal este año no estoy haciendo lista de deseos para el nuevo año, no tengo el firme propósito de nada. Este año solo quiero agradecer, me invade una profunda alegría por todo aquello que soy y no soy, y quisiera compartirla porque cada persona que ha leído mis palabras, pocas o muchas durante el 2019 es parte de mi alegría y agradecimiento. 

Quiero agradecer a Dios, al universo y la tierra, por darme el sustento de la vida, el aire a mi espíritu y la sangre a mis músculos; la vida es un gran tesoro, la gran oportunidad de ser. Agradezco a mi familia por ser tal y como es, no le cambiaría un solo pelito a ninguno, son maravillosos siendo ellos y respeto cada paso que dan, eso es lo que me hace alguien que ama a pesar de mi misma. Agradezco a mi cuerpo que me sirve de contacto vital con el mundo, agradezco a mi espíritu intangible y poderoso que da pasos hacia la eternidad y anima todo lo que realmente soy. Agradezco a las dificultades, me han forzado a descubrir muchas cosas que son buenas y otras que definitivamente no lo son, así es como crezco. Agradezco a mi amigos; hermanos que he encontrado, a los que he escogido y me han escogido, son luces en el camino y llenan mi alma de esperanza.

Te agradezco a ti que estás leyendo, que te tomas el tiempo, que me conoces en una faceta que yo misma no puedo ver, que me escribes a veces y dejas tus comentarios en el blog o en tu corazón.

Agradezco a las parejas que han pasado por Aleste, a las que tomaron en serio el trabajo de retroceder al yo y para dar paso al encuentro de conocerse como gestores de redención. Agradezco a los que dudan, es el primer impulso del alma para crecer. Agradezco cada palabra dulce y cada palabra dura, agradezco el pan en la mesa, la provisión que permite tener lo necesario y compartir; planear y soñar con nuevos retos, agradezco cada rayo de sol y cada día de lluvia, agradezco levantarme con mi amado esposo cada día y compartir con él mi vida. 

Tengo tan poco que pedir y tanto que agradecer que podría escribir un libro de los regalos que me ha dejado este turbulento e inexplicable año.

Sigo creciendo y madurando, sigo balanceando mi vida así como es; absolutamente frágil y posible sólo por gracia; cada aliento es un milagro.

Feliz año nuevo queridos amigos, lectores y detractores, que la paz que sobrepasa todo entendimiento llene sus sueños y sus momentos.

Ahora a buscar los interiores amarillos. 

Únete a la conversación

13 comentarios

  1. Agradecer es de almas conformes al corazón de Jesús. Mi esposita y yo le damos gracias a Dios por ustedes. Les queremos aunque no nos vemos tan seguido pero esa es la verdadera amistad: se renueva cuando sabemos de los demás o los vemos en la distancia. Feliz año 2020
    Kenneth y Nancy

  2. Gracias por este mensaje tan lindo! Realmente eso eso es lo que tenemos! solo agradecimiento por cada momento vivido!!! Un abrazo mi querida Birna y que sigas alimentando nuestra alma con tus palabras !!! Te quiero mucho 😘 Feliz año 2020!

  3. Birna agradezco tus mensajes y bonitas reflexiones porque me han permitido cuestionarme y analizarme cómo soy, cómo es el mundo en el que vivo y qué debo cambiar en mi vida para encontrarme a mi misma

    y observar cómo me preciben los demás. De verdad mil gracias y mil bendiciones.

  4. ¡Qué afortunada eres de poder escribir cada una de esas palabras y qué afortunada soy yo de tenerte en mi vida! Tanto en la distancia como en la presencia física los aprendizajes que me has dejado son invaluables. Te quiero mucho muchísimo!

  5. Agradezco, celebro y disfruto cada una de tus palabras, gracias por ese tiempo que te tomas para que los que leemos este blog podamos conocernos un poco más. 😊

  6. Tradiciones, esperanzas, anhelos… no importa el color de la ropa interior, no importa si se atraganta uno de uvas, o si es el brindis espumoso, o si la maleta es grande o pequeña para salir corriendo; no importa el país donde uno esté, todo continuará su ruta según la dirección que cada quien haya escogido. Agradezco tus palabras y entrega en cada una de ellas mi Birna hermosa. Agradecer es de lo mejor que este año nos deja 🥰. A propósito, en España los “cucos” o “bragas” para el 31 son rojos 😁

  7. Me encantó Byrna!! Me pones a pensar si realmente tengo un corazón agradecido… esta década ha sido una de las más duras de mi vida pero de gran crecimiento.No soy la misma de eso si estoy segura gracias a Dios. Gracias por tu amistad y por pensar en nosotros al escribir este blog.
    Pd.: precisamente hace unos días le estaba comentando a Randy de nuestras creencias colombianas para el 31 de diciembre y se ha reído mucho.. Jajajajaj
    ¡Feliz año y muchas bendiciones para toda tu familia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *