Has contado alguna vez las veces que te ríes en casa? La risa honesta, la sonrisa del corazón, cuantas veces lo hacemos es un gran indicador de la forma en la que vivimos. Por favor no empecemos con responsabilizar a alguien más porque no sonreímos lo suficiente, la risa es algo que se auto-genera en el corazón agradecido algunos motivos para reír o sonreír son muy básicos:

  1. Hay agua en la ducha con sólo girar una llave y hasta puede estar tibia, inclusive tengo la opción de sentir y hasta disfrutar la ducha, esa es una decisión que sale del corazón.
  2. Tengo la opción de escoger que voy a usar, las texturas y los colores que puedo ver, alguna vez compré esto porque me pareció hermoso y lo pude hacer, si lo visto con gratitud lo llevaré con alegría.
  3. En mi mesa y la de mi familia hay desayuno, a veces hasta más del que pudiera comer compartir un poco sería algo que me daría más alegría.
  4. Tengo personas a mi alrededor para abrazar, besar, saludar con cariño, tengo tal vez personas para ayudar a crecer, que gran fortuna.
  5. Puedo caminar, puedo tener auto, puedo acceder a un transporte público y observar con amor a otras personas que también tienen eso para agradecer, puedo ir tal vez en bici y aprovecho para mejorar mi salud.
  6. Tengo un trabajo o la posibilidad de crear mi propio universo laboral, eso se crea con gratitud desde adentro.

La lista es inagotable, algunos reemplazaremos algunas cosas y llenaremos esos espacios con nuevas apreciaciones si decidimos hacerlo, regálate más vida, navega en el río de risas que es tu vida y compártelo con gratitud. Ese es mi plan para hoy, mañana, pasado mañana y el que sigue y sigue. ¿Te unes a mi propuesta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *