Y vivimos felices por siempre

Hay dos frases para los cuentos de hadas que llaman la atención: Había una vez y vivieron felices para siempre. Si nuestra vida fuera una cuento infantil, empezaría con algo así: Había una vez, seguido de los miembros de la familia y el rol que desempeñamos cada uno, una generalidad de cómo pasamos a la adultez y cuál es el motor de nuestras vidas. Por ejemplo ser buenos para que la malvada madrastra nos quiera, tratar de ser un digno heredero al trono etc. Para nosotros tal vez no hay grandes reinos que heredar y tal vez  no se cruzará nuestra vida con un miembro de la realeza en términos sociales, pero sí hay afectos que tratamos de ganar y muchas veces no conocemos el precio. A diferencia de los cuentos no hay un hada madrina que solucione ciertas cosas por nosotros, la varita mágica son nuestras propias desiciones. Sólo nosotros podremos decidir luchar contra el dragón, que puede ser nuestro orgullo; vencer al malvado hechicero que puede ser nuestro miedo; o doblegar la naturaleza que puede ser la ira o el deseo de venganza. Para hacer todas estas proezas tendremos que decidir qué pesa más. La varita mágica será una voluntad congruente con nuestros valores y firmeza de carácter. Honestamente solo tú puedes usar esa varita mágica y lograr que el rey y la reina, es decir tú y tu pareja, vivan felices para siempre. Cómo vas a defender tu reino para que la historia tenga un final feliz?

Únete a la conversación

6 comentarios

  1. Aveces somos hechizados o entramos en un letargo sueño, a diferencia de Blanca nieves o la bella durmiente, puede q el príncipe no se tome la molestia de rescatarnos.. Jijiji, y cae el palacio, ahí solamente el amor puede salvar, despertar, barrer el hechizo, porque es el único que puede sobrevivir férreo a todo hueco humano.

  2. Si , es el sueño encontrar a nuestro pricipe azul y que nos proteja de todo mal, pero en realidad ese pricipe es Dios, si , asi lo desidimos.

  3. Los cuentos no tienen en cuenta la gran cantidad de reyes y reinas que viven solos y que tienen que reinventar el cuento de hadas, felices para siempre es importante si se tiene un propósito solo o en compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *