Le estamos dando la despedida a enero, increíble, hace muy poco estábamos cantando villancicos. Pero el tiempo es relativo según nuestra emocionalidad. Inclusive, la realidad es relativa según nuestra percepción y lo que define la percepción es la emoción. No es lo mismo que alguien se ría cuando te caes, que reírte porque alguien se cae. Son dos lados de la misma historia.

Aunque nos llenemos de estudios y argumentos está comprobado científicamente que las desiciones son tomadas por nuestra parte emocional que básicamente está bajo el dominio del ego. Te has puesto a pensar cuantas desiciones tomas desde los datos únicamente? Ninguna. Esa es la respuesta. Cuestiones de todos los días como cambiar un proveedor, comprar zapatos (la más emocional de las desiciones), contratar una persona, pagar los servicios, atender las visitas, ir al médico, entre los billones de desiciones que tomamos. Por eso es tan importante mantener la calma, las desiciones con la cabeza y el corazón fuera de control son las que nos hacen la vida de cuadritos. Pero Quién tiene siempre su cabeza en control? La respuesta es un poco extraña: la paz y el amor. Ya sé que suena a concierto de los años 60’s pero si no mantenemos algún nivel importante de calma cuando tiembla, como está pasando ahora en nuestro país; difícilmente el área emocional estará dispuesta a escuchar a la razón. Si hay amor al escoger, quiere decir que el otro importa más que yo. Esa es la clave para saber si hay amor en las elecciones. Valorar lo mejor para el otro sacrificando mi ego, lo mejor, no es darle lo que quiere es tener la sensibilidad para observar lo que necesita sin que yo sea lo más importante en la escena. A veces la palabra NO es la mayor expresión de amor; podemos perder a personas que queremos mucho. Se trata de sacrificar la necesidad de ganar, complacerme o perpetuarme en cualquiera de sus formas. Regresa al hogar, un hogar que es mejor gracias a que escoges con amor y tranquilidad lo que es mejor para los tuyos. Escoger es el espejo más exigente que hay, el reflejo de tu vida se verá en tus elecciones. Es una gran oportunidad de tener poder justo donde debe estar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *