Cuando nuestros hijitos eran pequeños sufrían de algo que describían como dolor en los huesos, el pediatra nos explicó que a ciertas edades duele el crecimiento, nosotros no nos acordamos del dolor cuando crecimos, se nos olvido que para poder crecer tuvimos que pasar un dolor físico, es famoso el dolor emocional de entrar al colegio y la carencia de sentido y ubicación en la adolescencia, pero físicamente se nos olvida que hubo dolor para poder medir más de un metro diez.  Hoy vemos los resultados, unos más que otros pero en general crecimos en la escala que nuestro genes permitieron, alcanzamos al tubo del bus (Que para mucho fue un gran logro) y nos permitieron entrar a todas las atracciones en los parques. El dolor también se olvida, pero al parecer no todo; algunos nos podemos aferrar a la idea del dolor como concepto de vida en ciertas áreas pero la esencia se desvanece, a veces queda la terquedad de sentir que nos tiene que seguir doliendo porque es como la columna imaginaria que sostiene nuestra vida, a veces ya no distinguimos entre dolor y añoranza o frustración. En general el dolor permite que crezcamos si se lo permitimos, también podemos ser pigmeos emocionales si así lo decidimos, nos podemos resistir a crecer a pesar del dolor, podemos escoger no dar el brazo a torcer o no asumir que en nuestra vida debemos tomar otro camino.

No quisiéramos llegar a ninguna conclusión con esto, solo es una invitación a ser honestos y examinar desde otra perspectiva nuestro propio dolor. Sigue ahí, o  lo reconstruyo para que no se desvanezca?

Únete a la conversación

3 comentarios

  1. Muy oportuno! El dolor a veces es inevitable y en muchas ocasiones, en lo físico y en lo emocional, nos ayuda a crecer y a mejorar. Pero no todo tiene que doler!

  2. Al leer tu articulo recorde la frase “como duele crecer” . Me identifico con tu analisis y he decidido aprender de cada momento dificil que me ha tocado vivir, aprovechandolos al maximo para crecer saludable y NO raquitica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *