Aug
28

El sonido del mar

posted on August 28th 2018 in Comunicación with 2 Comments

Cualquiera que haya estado cerca  al mar, no podrá negar que el sonido de la marea le comunica algo: el reflejo de su situación, paz, poder, presencia, misterio, en fin, la lista es interminable. El mar no está ahí específicamente para hablarnos; sin embargo nos comunica muchas cosas. Estar adentro es diferente, dependiendo de nuestra propia historia; lo cierto, es que es incierto, contiene tanta vida y tanta fuerza que requiere de dosis de valor o inocencia. Sentimos que el mar nos dice algo: ruge, gime, susurra, canta, grita. Cuando pensamos en comunicarnos, muchas veces pensamos en palabras y aunque el mar no habla, entendemos muchas cosas de él. Lo mismo pasa con el viento en los árboles, debe ser unos de los sonidos favoritos del creador; de hecho se parecen mucho.

Al parecer sólo el 7% de la comunicación se atribuye al significado de las palabras, lo demás es entonación e intención y claro el famoso lenguaje corporal. Aunque queramos ocultar una emoción, una situación o ambas, algo inconsciente nos comenzará a delatar, algunos le llaman energía, otros percepción; puede ser que sea lenguaje inconsciente, lo que realmente dice más que nuestra voz; nos quedamos sin palabras, alegando que dijimos o que no dijimos, cuando en realidad hemos dicho más de lo que creemos.

Hay actitudes que hablan por si solas y si el corazón no se re-encausa quedaremos expuestos a la interpretación como lo hace el mar, sin embargo diga lo que diga nadie le responde realmente a él. Qué estoy comunicando realmente?

currently there's 2 comment(s)

  • santiago benavides

    commented on October 16, 2018 at 1:58 pm

    Hacía rato no te leía.. Hace mucho bien hacerlo de nuevo.. Me encanta este post.. Me recuerda que todo es misterioso, conexo de maneras que desafían nuestra miopía; y que perder de vista eso es matar la creación y su mensaje. Abrazos!

    Reply
    • Birna Avila

      commented on October 16, 2018 at 2:26 pm

      Gracias San, es de vivir acá en esta montaña que uno se hace un observador de lo simple. Que bueno saber que te gusta. un abrazo.

      Reply

We would love to hear your comments