Oct
04

Testigo en la ventana

posted on October 4th 2017 in Perspectiva with 0 Comments

Para la mayoría de nosotros hay una vida común, una vida que transcurre con afanes y triunfos más o menos similares que van ligados a la etapa de vida en la que estamos; si somos niños, queremos pasar en el colegio todas las materias, que nuestros padres nos amen y aprueben y tener algunos juguetes para compartir con amigos porque jugar solo no es los mismo. De pronto nos podríamos sorprender por notar que al transcurrir de la vida cambian los sujetos pero no los verbos; seguro queremos pasar ya sea en la universidad o en el trabajo, queremos que nos amen y aprueben padres, amigos, hijos y pareja si la tenemos o la añoramos; queremos compartir con los otros porque estar solos es muy aburrido.  Si ponemos en perspectiva las personas y hechos que nos han rodeado vemos que pueden rotar y cambiar pero hay constantes, nuestros padres y hermanos en general permanecen gran parte de nuestra vida y nuestra pareja se integra a nuestra vida para ser testigo de nuestros cambios.  Maduramos junto a otros sin embargo esos otros nunca podrán entrar en nuestros dominios a tomar desiciones, actitudes o sentimientos en nuestro lugar. Son testigos desde la ventana así como nosotros somos testigos de sus vidas, no podremos cambiarlos, sólo acompañarlos. La vida es algo muy personal e intransferible,  una gran oportunidad ya que podemos aportar, interactuar, inspirar; en otras palabras amar a nuestros testigos con sus matices claroscuros, así como ellos nos ven girar al rededor de sus vidas y nos ofrecen herramientas que aportan a la construcción de nuestro mundo. De esos testigos escogemos uno para ser el que nos acompañará hasta el fin de nuestros días, a veces se da, a veces no, pero pase lo que pase ha sido escogido, muchas veces confirmado por medio de un fuerte lazo.

Amar puede traspasar ventanas y alcanzar algunas fracciones del alma que necesitan reposo, consuelo y fortaleza. Estas palabras son para ti querido testigo al cual entrego cada día mis pedacitos de ventana. Quienes son tus testigos?

We would love to hear your comments